General Korner 181, El Bosque, Santiago, Chile info@solubag.cl
+56 2 2551 0497

Sepa más de Solubag

Nuestra Historia

En un comienzo solo éramos dos personas Roberto Astete Boettcher y Alejandro Castro Riquelme., y motivados por los magros números que venía arrastrando la economía, comenzamos a estudiar mercados que tuvieran una alta penetración y que fueran prácticamente inelásticos en términos de demanda, es así, como decantamos por el mercado de los detergentes y enfocamos todo nuestro esfuerzo en conocer este marcado y ver que nuevos productos se podían introducir en él.

Es así, como comenzamos a realizar tentativas para ver que producir y en este desarrollo nos dimos cuenta que tanto el detergente líquido como el en polvo presenta el grave problema de su dosificación, la información que presentan los fabricantes en este punto, es errática y poco clara, y aquellos que logran revertir esta tendencia, tampoco contribuyen el términos prácticos a la solución del problema, ya que cada fabricante tiene una dosificación distinta dependiendo del grado de concentración de su producto, de manera que lo que funciona para un fabricante no se aplica para otro, confundiendo al consumidor.

Entonces, debíamos hacer un detergente que, por su formato, presentara una dosificación que fuera prácticamente intuitiva para el usuario.

En esta línea, nuestra primera idea fue el desarrollo de un detergente líquido que viniera en capsulas, pero a diferencia de la competencia que utiliza capsulas termoformadas, se nos ocurrió utilizar capsulas con material films, para lo cual, comenzamos a ver las maquinas que existían en el mercado chino destinadas al empaquetamiento de alimentos en formatos de 50 a 200 mililitros, en este punto, nos dimos cuenta que por su formulación los materiales plásticos que son solubles al agua, no pueden ser utilizados en todas las máquinas de este tipo, es más, después, de mucho estudiar solo dimos con una máquina que podía correr el material plástico soluble al agua, y tampoco, el fabricante nos podía garantizar que iba a funcional bien, pues, jamás se había usado sus máquinas este material.

Firmes en la idea de que un detergente debe presentar una dosificación sencilla para ser un éxito, comenzamos la tarea de ver todos los materiales que se degradan al contacto con el agua y a estudiar las posibles modificaciones que se podía realizar tanto en la formulación del plástico, como en la maquinaria que debía utilizar el material, en este punto, Roberto demostró ser una pieza central en el emprendimiento, pues, su experiencia de más de 10 años en el mercado del plástico fue clave a la hora, de saber qué hacer y sobre todo saber si la idea de desarrollar un nuevo material era factible o no.

El estudio del plástico soluble, nos permitió darnos cuenta que nadie había pensado en la formulación de este material para aplicaciones de grandes volúmenes, es más, la formulación de PVA que data desde los años 60´ solo se había usado en mercados de nicho, de manera, que dejamos congelado, por un tiempo, el desarrollo del detergente y nos abocamos a la nueva y revolucionaria idea de hacer una bolsa plástica cuyo material de fabricación se degradara al contacto con el agua.

Es una regla, prácticamente transversal a toda la industria, que el aumento en la producción de un bien, trae aparejado la baja en los costos de su producción y consecuentemente de su precio, con esto en mente, nos abocamos a la tarea de ver la manera de crear una máquina que permitiera ocupar el material actual PVA para la fabricación de bolsas de plástico tipo camiseta, se efectuaron los contactos con fabricantes chinos y se trabajó en las modificaciones que se debían efectuar a la maquinaria que actualmente existe en el mercado para que pudiera utilizar el films PVA

En este punto del proyecto, se sumaron 2 nuevas personas, que han sido piezas claves para la concreción del mismo; Cristián Olivares Matamala y Salvador Matte Valdes.

Estos dos nuevos socios creyeron en el proyecto, y confiaron en que con los antecedentes reunidos era factible la elaboración de nueva maquinaria.

Con renovadas energías Roberto, viaja a China, para avanzar decididamente con nuestros socios Chinos, en los modificaciones de la máquina para extruyera el material PVA formando una película soplada o película tubular (film blown)

Los resultados obtenidos no fueron satisfactorios, pues, aunque se logró correr el material en la máquina, luego de las modificaciones introducidas, el acabado de la película no era la de un producto listo para el mercado, sino de un producto prototipo, pero lejos de desanimarnos, habíamos logrado un enorme avance, ya que, por primera vez, hasta lo que teníamos conocimiento, se había logrado hacer una bolsa de plástico de degradación acelerada con material film en formato de película soplada.

Se inician conversaciones con un gran fabricante de plástico en China y se suscriben acuerdos comerciales, que permiten, trabajar en conjunto para lograr un nuevo material que corriera en forma satisfactoria.

Los esfuerzos mancomunados logran frutos y se logra un material que funciona y que permite obtener bolsas de plástico film con terminación de producto listo para su consumo.

Se trabaja entonces en la presentación de las patentes de invención con los materiales elaborados, lo que termina con su presentación en la oficina de patentes de la República Popular de China.

El resto, es historia en desarrollo.

Nuestros Objetivos

El cliente es lo primero

El Cliente es la razón de ser de Solubag, debemos satisfacer sus necesidades y estar en sintonía con las mismas.

El dar un buen servicio a los clientes, conocemos de primera fuente sus necesidades y exigencias, impulsores de nuestro desarrollo. De esta manera, estamos continuamente creando valor a largo plazo para dar respuestas a las necesidades y requerimientos de nuestros clientes. Nuestro éxito se basa en el éxito de nuestros clientes.

 

Mejora continua

En Solubag escuchamos a nuestros clientes estando en un constante proceso de aprendizaje, esto hace que trabajemos para mejorar en todos los aspectos. Creemos que la mejora continua es necesaria para así convertirnos en mejores socios para nuestros clientes, para mejorar nuestra empresa y para crecer como personas.

 

Iniciativa

En Solubag vamos un paso más allá, ofreciendo nuevos productos y soluciones, nos apasiona seguir innovando pensando siempre en el cliente de una manera abierta.

 

Dedicación

Gracias a nuestra dedicación diaria, en un plazo relativamente corto hemos desarrollado una gran cantidad de soluciones hidrosolubles, ganando un espacio en la altamente competitiva industria del plástico.

 

Integridad

La integridad es nuestro activo más valioso. Nuestro objetivo final es conseguir la confianza y el respeto de nuestros clientes, lo cual nos lleva a comportarnos con honestidad y manteniendo nuestra promesa de ser una empresa comprometida con el medio ambiente.

 

Trabajo en equipo

El ambiente dinámico y el equipo humano que trabaja en él son dos activos importantes para poder sentar las bases para el éxito, en el que el trabajo en equipo es esencial. Al trabajar estrechamente, nos permite la colaboración entre culturas, la cooperación eficaz entre los departamentos y los procesos eficientes.

NUESTROS PRODUCTOS HIDRODEGRADABLES

Mejoran la vida de las personas 100%
Satisfacen las necesidades del mercado 100%
Productos plásticos Hidrodegradables 100%
Avance y Tecnología 100%